LOS MAMÍFEROS

Bienvenidos al Fascinante Mundo de los.... Mamíferos!

Principal

Anatomía

Clasificación

Distribución

Evolución

Reproducción

Jirafa

Órdenes

Características

Gestación

 

Artiodáctilo (del griego artios, ‘par’, y dactylos, ‘dedo’)

 

 

Cualquier miembro de un orden de los mamíferos con pezuñas (ungulados), que incluye al ganado vacuno, los cerdos, las cabras, las jirafas, los camellos, los ciervos, los antílopes y los hipopótamos. Todos ellos, con la excepción del pecarí cariblanco y el pecarí de collar, poseen un número par de dedos en cada pie. La mayoría de las especies son nativas de África, aunque también están distribuidas por América, Europa y Asia. Australia no tiene artiodáctilos nativos.

En los miembros de este orden, el eje del pie, donde se soporta el peso, pasa por los dedos tercero y cuarto, que son los únicos que existen en las especies más evolucionadas del orden. Los antepasados remotos de estos animales tenían cinco dedos, pero este número se ha ido reduciendo a lo largo del proceso evolutivo; el primer dedo ha desaparecido completamente. Los dedos segundo y quinto están presentes en algunas especies, bien como dedos funcionales, bien como dedos vestigiales o rudimentarios (no funcionales), que no llegan a tocar la tierra. Estos pequeños apéndices del pie están situados en una posición más elevada que los dedos terminales sobre los que se apoya el animal. Los dedos vestigiales no tienen utilidad alguna excepto en los cerdos y en el caribú, pues impiden que se hundan cuando pisan sobre suelo blando.

Cada uno de los dedos sustentadores de los miembros de este orden, el tercero y el cuarto, terminan en una pezuña. La apariencia engañosa que producen estas dos pezuñas, dio lugar al término bíblico de pata hendida, que sugiere erróneamente que ambas pezuñas derivan de una única más grande. El hipopótamo constituye una excepción en este orden, pues tiene cuatro dedos de igual tamaño y anchura.

Se alimentan exclusivamente de materia vegetal, excepto los cerdos, que incluyen también en su dieta huevos, pequeños reptiles, gusanos y carroña. Aunque carecen de incisivos superiores, y muchas especies tampoco poseen los caninos superiores, tienen una fuerte almohadilla en la encía de la mandíbula superior contra la cual pueden presionar los dientes inferiores. Además, utilizan su capacidad para correr a gran velocidad como principal método de defensa contra los depredadores, aunque también pueden hacer uso de sus cuernos o astas.

En 1847, Richard Owen, especialista británico en anatomía comparada, fue quien clasificó a los Artiodáctilos como un orden aparte. El orden está dividido en tres grupos: aquellos que no rumian la comida, como los cerdos; los que rumian la comida y poseen el tercer incisivo de la mandíbula superior, como los camellos y las llamas; y los verdaderos rumiantes, que carecen de los dientes incisivos superiores. Los verdaderos rumiantes comprenden los dorcaterios (pequeños animales parecidos a ciervos y sin cuernos), los antílopes, el ganado vacuno, los ciervos y las jirafas.

Clasificación científica: el nombre científico del orden Artiodáctilos es Artiodactyla. Los que no rumian la comida pertenecen al suborden de los Suiformes; los que rumian la comida y poseen el tercer incisivo de la mandíbula superior pertenecen al suborden de los Tilópodos; y los verdaderos rumiantes pertenecen al suborden de los Rumiantes.

 

 

 

Buscador

Todos los derechos reservados.

Sugerencias o comentarios dar  clic en la siguiente E-mail.  leitomm20@yahoo.es

Se prohíbe su reproducción parcial o total sin previa autorización.